Fomento Lector: la historia de la cantora popular de Freirina Berta Carrasco

Spread the love

La Biblioteca Pública de Freirina continua con su programa “Fomento Lector” y en el marco del aniversario 268 de la comuna, de manera periódica, ha comenzado a publicar historias de destacados freirinenses condensados en el libro: “Freirina, una historia” del escritor Oriel Álvarez Hidalgo.

Compartimos entonces los principales pasajes de la vida de María Berta Carrasco, cantora popular de Freirina.

Nuestra cantora y compositora campesina, nació en Freirina el 4 de julio de 1949. Hija del matrimonio compuesto por Isidro Carrasco Azola e Irene del Carmen Escobar Zamarca. Sus primeros años los vive en el mineral de Capote, donde su padre era minero y su madre dueña de casa.

Una vez cerrado el mineral, sus padres se trasladan con una majada de cabras al lugar conocido como Tierras Negras, en el sector Agua del Medio. El matrimonio tuvo diez hijos: María, Inés, Elena, Juan, Amanda, Margarita, Fresia, Luis, Zunilda y Carlos.

A los 11 años, María Berta llega a vivir a Freirina, e ingresa la Escuela Superior de Niñas N° 2, donde la recibe su profesora Carmen Romo Alcayaga y la directora, doña Emilia Schwabe, quienes detectaron en la pequeña la habilidad para recitar y cantar, por lo que se hace habitual su participación en los actos de la escuela y los que se realizaban en la plaza para el 21 de mayo y 18 de septiembre. Igualmente, destacaba en leer las efemérides ante las alumnas de la escuela.
Su padre, enseña a sus hijos las primeras letras, por lo que a ella no se le hace difícil aprender en la escuela.

La familia Carrasco Escobar, llegan a vivir a la que será más adelante la población Altiplano Sur, cuando en el sector no habías más de cuatro casas y dos majadas, estas últimas de doña Mariela Solís y doña Apolinaria Rojas.

El 2 de marzo de 1968, contrae matrimonio con el joven Jorge Astudillo Astudillo, con quien tiene a sus cuatro hijos: Javier Alejandro, Jorge David, Sandra Cecilia y Rosa Irene, los cuales han aportado nueve nietos y doce bisnietos.

Junto con dedicarse a los quehaceres del hogar y a la crianza de sus hijos, María Berta trabaja en actividades sociales de su comunidad. Primeramente, se integra a la Junta de Vecinos, donde trabaja con los dirigentes Aliro Lorca, Manuel Seura y Nora Torres, entre otros, logrando grandes avances para la población.

En 1986, junto a otras mujeres de su unidad vecinal, crean en Centro de Madres “Gabriela Mistral”, entidad que durante 33 años realiza sus actividades y talleres creativos, exponiendo cada año sus trabajos de manualidades ante la comunidad.

Otra actividad social que la llena de orgullo, es la creación de una entidad campesina en la Estancia de Maitencillo y Agua del Medio. Primeramente, se agrupan en un sindicato de crianceros, el que a partir de 2010, pasa a llamarse Agrupación Campesina, entidad que entre sus objetivos principales, está la de preservar y difundir, el patrimonio y la historia de generaciones de campesinos de Estancia Maitencillo y de Freirina. De esta manera, nace hace más de 20 años, el Encuentro de Campesinos de Agua del Medio, donde se realizan manifestaciones culturales, tradiciones y artísticas, de estos hombres y mujeres que durante siglos, han realizado sus actividades en la zona, entre éstas, el afamado Rodeo de los burros.

Desde 1988, empieza con sus actividades artísticas, especialmente en la composición de sus cuecas, las que canta animadamente, en compañía de tradicionales músicos campesinos como Honorio Pizarro, Manuel Pizarro, y Orlando Escobar. Su primera cueca, la más famosa dice ella, es “Cueca a Freirina”, la que graba junto a su hija Rosa Irene, para un disco en homenaje al Bicentenario de Chile. Otras composiciones son: “Los signos de mi patria”, “Flores de Atacama”, “Encuentro campesino”, “Freirina, linda Freirina”, “Yo vivo en el altiplano” y otras, que en número superan la veintena.

Por sus logros, ha recibido sendos galvanos de reconocimiento de la Municipalidad de Freirina en los años 2011 y 2018, ha dictado charlas en las escuelas de la comuna y es reconocida por sus pares y comunidad de Freirina.

El ámbito deportivo no ha estado ajeno a sus actividades. Hace algunos años, se trasforma en dirigente del Club Deportivo Altiplano Sur, donde junto a otras mujeres y su abuela Yolanda, acompañan al equipo en sus presentaciones de competencia y amistosos, incluida una gira a Petorca. Durante varias décadas, su esposo fue un destacado dirigente y entrenador de fútbol del club, obteniendo varios campeonatos y títulos, transformando a la entidad, en uno de los principales de la comuna. Más tarde sus hijos, se transforman en figuras del deporte fútbol de Freirina, especialmente Alejandro, el que durante una década, juega por las selecciones juveniles y adultas de Freirina.

Fotografías: María Berta Carrasco Escobar y autor.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *