La trágica historia de las enfermeras Joan Crawford y Lidia Bahamondes de Vallenar

Spread the love

Fue el lunes 22 de marzo de 1982 cuando escuchamos el “flash” noticioso en la Radio Estrella del Norte de Vallenar dando cuenta del volcamiento de un vehículo particular, a las 08.30 horas, en el sector de la posada Pajaritos, con resultado de muerte de 2 jóvenes enfermeras que se trasladaban a Copiapó para participar en un seminario sobre salud escolar.

Este desgraciado accidente, que tuvo lugar en el kilómetro 729 de la Carretera Panamericana Norte, costó la vida en forma instantánea de la enfermera Joan Crawford Astudillo, 28 años, quien conducía el móvil, y horas más tarde de su colega Lidia Bahamondes Véliz, de 29 años, la que falleció en el hospital “Nicolás Naranjo”, donde resultaron infructuosos los esfuerzos médicos por salvarle la vida.

En este accidente atribuido a la densa neblina y al exceso de velocidad del móvil, resultaron heridos los otros dos ocupantes del pequeño auto modelo Datsun, el médico José Cancino Villegas, 28 años, y María Mamani Carrizo, 28 años, quienes lograron recuperarse satisfactoriamente de sus lesiones.

Como una manera de perpetuar el nombre de la supervisora del equipo paramédico del Hospital de Vallenar, las autoridades de la época decidieron dar el nombre de “Joan Crawford” al flamante consultorio de la población Rafael Torreblanca, quien estaba casada con el médico pediatra Omar Luz, dejando a sus hijos Andrés y Patricia.

Respecto de Lidia Bahamondes, quien dejó un pequeño hijo de un año, cabe agregar que se desempeñaba en la posta de la población Hermanos Carrera y, por lo tanto, era funcionaria de la Municipalidad de Vallenar, dado que recientemente se había producido el traspaso de la salud primaria a los municipios del país.  Su padre, Fidel Bahamondes Berenguela, era el funcionario del diario El Día de La Serena.

A propósito, hace algunas semanas, el alcalde de Vallenar, Cristian Tapia Ramos, entregó a la empresa constructora el terreno donde se procederá a levantar el nuevo cesfam altiplano norte de la ciudad y, en este marco, algunos vallenarinos “amigos de la historia”, encabezados por don Cristian Fernández, han iniciado la recolección de firmas para presentar un proyecto a las autoridades respectivas con el fin de proponer que este futuro centro de salud familiar lleve precisamente  el nombre de “Lidia del Rosario Bahamondes Véliz”, como un merecido homenaje póstumo a una profesional que entregó la vida en aras de su compromiso con la salud de los niños de Vallenar.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *