Licitación de terrenos Fiscales cercanos a Bahía Inglesa obtuvieron 27 ofertas de compra

Spread the love

Ubicados en camino público C-354, a un costado de Bahía Inglesa, se encuentra una vasta extensión de terrenos fiscales, los cuales, sumando un total de 110.356 metros cuadrados, y bajo la administración de Bienes Nacionales, fueron divididos en 5 lotes, poseedores de un innegable potencial para el desarrollo de proyectos turísticos, gastronómicos e inmobiliarios.

Precisamente, dichos inmuebles fiscales fueron puestos a disposición de potenciales compradores, mediante formato de licitación. Así, tras una intensa jornada de apertura de sobres, ingresados a través de la Oficina de Partes de la Seremía de Bienes Nacionales de Atacama, se obtuvo un total de 27 ofertas de compra. Todo un récord de interés, y en plena pandemia.

«Junto con el Plan de Normalización del Borde Costero, el Ministerio de Bienes Nacionales está empeñado en poner a disposición estos terrenos que son parte del Plan de Licitaciones, y que permiten a la ciudadanía acceder a ellos, a través de un proceso legal, y no por las ocupaciones y las tomas ilegales», argumentó el Ministro de Bienes Nacionales, Julio Isamit, quien felicitó el gran interés demostrado por los oferentes, quienes participaron en la apertura pública de sobres, tras la presentación de sus propuestas de compra.

En la misma línea, la Seremi de Bienes Nacionales de Atacama, Carla Guaita, destacó que “junto con el trabajo que estamos haciendo en la normalización de las ocupaciones ilegales del borde costero, también estamos generando oferta, tanto para el desarrollo de proyectos que tienen que ver con segundas viviendas, como también para proyectos de orden turístico, con la finalidad de potenciar a toda la Región de Atacama, y especialmente a la comuna de Caldera, como un foco turístico de interés nacional”, indicó, agregando que “esta licitación nos dejó muy contentos, porque tuvimos una gran cantidad de ofertas, 27 ofertas en total por los 5 lotes, y donde se destaca la gran participación de personas jurídicas y naturales de la Región de Atacama. Aproximadamente, 22 de las 27 ofertas fueron de oferentes que poseían domicilio en Atacama”.

Guaita fue enfática en señalar que el éxito de esta licitación, se debe “al trabajo que ha desarrollado la Seremía, y el Ministerio de Bienes Nacionales en nuestra región, y también tiene que ver con la posibilidad de generar la reactivación económica, tan importante para nuestro país, más en estos momentos, donde hemos tenido una pandemia que nos ha sacudido fuertemente, a lo que se suma lo sucedido el año pasado en el ámbito social (estallido). Estas situaciones han generado un notable detrimento económico y laboral en todas las personas que efectúan labores relacionadas con el desarrollo turístico de Atacama, y por lo tanto, el que existan proyectos que se puedan generar, o el que existan posibilidades de inversión, por parte de personas que quieran obtener, por la vía legal, un lugar donde desarrollar sus actividades económicas o levantar sus segundas viviendas, nos insta a seguir trabajando, con mucha más fuerza, con mucho más ímpetu, y con mucha más seriedad”.

Nuevas licitaciones

La titular de Bienes Atacama aseguró igualmente que, en lo próximo, “vamos a seguir incluyendo muchos más lotes para licitación pública. Por ello, hacemos un llamado a todas las personas que estén interesadas, y que quizás en esta ocasión no hayan podido acceder o ganar esta licitación, pues se trata de un concurso público, a que sigan estando atentos. Nosotros vamos a seguir comunicando cada vez que tengamos procesos de licitación en curso, porque nos interesa, obviamente, el hacer una buena gestión del territorio fiscal. Sabemos que esto es un círculo virtuoso de buenas posibilidades, de excelentes posibilidades, no solamente para las personas que van a invertir, sino también, para todos aquellos que, de una forma u otra, se ven beneficiados con empleo, con servicios, y con el desarrollo de una comuna”.

En cuanto a los montos ofertados, la Seremi Carla Guaita transparentó que se trata de montos “que superan bastante el valor mínimo de oferta, lo cual también nos pone muy contentos, porque de todos los recursos que se obtienen por intermedio de licitaciones públicas, o de las ventas -ya sean directas o por licitación-, y también por las concesiones de uso oneroso, el 65% de estos recursos queda en la región. Es decir, son ingresados al Fondo Nacional de Desarrollo Regional, para atender todas las necesidades que tienen que ver con todos los proyectos que se postulan a través de los FNDR”, concluyó Guaita

Lo que sigue

Una vez aperturadas las ofertas, dichos antecedentes son elevados al nivel central donde se revisan todas las propuestas, se cotejan, y una vez revisadas, se determinan las admisibilidades de aquellas ofertas, y quienes son aquellos que se adjudican un terreno, para continuar con la tramitación, hasta llegar a la inscripción de esos inmuebles a favor del adjudicatario.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *