Caldera: Fiscalía y PDI recuperan más de veinte computadores que fueron robados en un colegio de esta comuna

Spread the love

Los equipos recuperados, avaluados en más de $12 millones, fueron devueltos al establecimiento educacional.

Luego de un trabajo investigativo desarrollado por la Fiscalía Local de Caldera y la Brigada Investigadora de Robos (Biro) de la PDI de Copiapó, fue posible recuperar 21 notebooks que habían sido sustraídos entre los meses de enero y abril de este año del Colegio Parroquial Padre Negro de Caldera. Equipos que fueron devueltos a este recinto educativo.

El trabajo investigativo de la PDI comenzó luego de efectuada la denuncia por parte del director del establecimiento, comenzando así las diligencias investigativas de la Fiscalía Local de esta comuna, las que fueron ordenadas a detectives del grupo Mercado Delictual de Bienes Robados , quienes pudieron establecer un modus operandis que involucraba a personal de seguridad que resguardaba los equipos almacenados en el colegio.

Respecto del caso la vocera de la Fiscalía Regional de Atacama, Rebeca Varas, quien estuvo presente en la entrega valoró la investigación y el resultado de las diligencias. «Para la Fiscalía Local de Caldera esta entrega demuestra la alta coordinación que existe con la PDI al momento de realizar diligencias investigativas que permitan esclarecer los delitos que se cometen en la comuna. En relación a las personas involucradas, el Ministerio Público continuará con su misión de persecución penal para buscar las sanciones que correspondan tanto a la persona que sustrajo los equipos como a aquellas que los adquirieron».

Varas agregó que en esta causa las diligencias continúan pues aún hay 9 computadores que deben ser recuperados, mientras el fiscal de la causa prepara las formalizaciones en contra de las personas que sustrajeron los equipos y de aquellas que los compraron de manera irregular en el mercado informal.

De acuerdo al jefe de la Biro Copiapó, subprefecto Guillermo Namor durante el desarrollo de la indagatoria “se logró posicionar la participación de algunas personas a través de análisis de declaraciones de registro de personas que efectuaron labores dentro del establecimiento educacional, también así como labores de seguridad, y una vez que finalizamos ese proceso de análisis, se logró establecer la participación de dos personas, a las cuales se efectuaron diligencias de carácter intrusiva en sus domicilio y posteriormente éstas reconocieron haber participado en el ilícito empezando a relatar los lugares donde habían sido vendidas estas especies”.

El párroco del Colegio Parroquial Padre Negro de Caldera, José Hernández, agradeció la labor investigativa llevada a cabo indicando que “gracias al trabajo de los detectives fue posible recuperar estos implementos que en estos tiempos son fundamentales en el proceso educativo de los niños, por lo tanto no sólo se trata de un éxito policial sino hay un trasfondo social importante y que como comunidad agradecemos enormemente”.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *