Designan nuevo Seremi de Bienes Nacionales en Atacama

Spread the love

Se trata de Pablo Andrés Cantellano Ampuero, abogado de larga trayectoria y experiencia laboral; magíster en Medio Ambiente y Recursos Naturales de la Universidad del Desarrollo, y diplomado en Derecho Administrativo y Políticas Públicas de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

Previo a su arribo a la Seremía de Bienes Nacionales de Atacama, Cantellano Ampuero se desempeñó como asesor parlamentario y abogado litigante en materias de derecho público.

“Mi currículum como abogado en el sector público se remonta a 15 años, dedicado a temas de posicionamiento político de nivel territorial. Posteriormente, a partir de mi profesión y siempre vinculado al ámbito público, me dediqué a asuntos en materia medioambiental, y en materia de recursos naturales, donde el elemento social y de interés comunitario resultaba ser trascendental en el desarrollo de mi labor como abogado”, destacó el Seremi de Bienes Nacionales de Atacama, quien agregó que, por otra parte, “presté servicios como asesor parlamentario por casi 10 años, en distintas áreas del quehacer del Congreso Nacional, principalmente en redacción de proyectos de ley, proyectos de resolución, proyectos de acuerdo, oficios de fiscalización, entre otros. Debido a que asesoré a parlamentarios de regiones, es que conocí las realidades de cada una de ellas a nivel nacional, interiorizándome de sus problemáticas, desde Arica a Punta Arenas, y por cierto de Atacama, que es una de las regiones en las que más me enfoqué, principalmente en áreas como la minería, medio ambiente, políticas públicas, ordenamiento territorial, motivo por el cual, el Presidente Piñera, a través del Ministro Julio Isamit, me han encomendado liderar la cartera de Bienes Nacionales en la Región de Atacama”, aseguró.

Principales desafíos

Al ser consultado respecto de sus prioridades y principales desafíos a trabajar en la Región de Atacama, el Seremi Pablo Cantellano destacó que “el Ministro ha sido bastante enfático y taxativo en cuanto a entender la labor de esta Seremía como una función con sentido de urgencia. Nos queda un año completo, en el cual se requiere la implementación y ejecución de diversas políticas públicas en materia de administración de los bienes fiscales, y de los bienes nacionales de uso público existentes en la Región de Atacama. (Así) los principios rectores, a través de los cuales el Ministro Isamit me encomendó esta Seremía, se reducen a fomentar una política de regularización de nuestro Borde Costero, donde la idea es profundizarla y finalizarla, lo cual constituye un compromiso para con las personas de la costa de Atacama. Y por otro lado, nuestro Ministerio está enfocado en entregar a la ciudadanía un territorio exento de ocupaciones ilegales, principalmente por motivos de riesgo, y fundamentalmente, sobre aquellas emplazadas en zonas de riesgo, que tanto daño provoca, no sólo al patrimonio fiscal, sino a las propias personas. Todo ello, sin detrimento de abordar otras tantas materias que tienen relación con nuestra cartera, como son las regularizaciones, la adecuada atención del público, la entrega de concesiones que, a la larga, favorecen el incremento de la sana economía regional, el empleo y una mejora en la calidad de vida de nuestros vecinos y vecinas”.

Trabajo de continuidad

Finalmente, Cantellano argumentó que “nuestra Seremía es y será una institución abierta al público, abierta a las autoridades, y que para desarrollar su trabajo, requiere de la alianza, del consenso, de una vastedad de autoridades, y también del patrocinio y aceptación de la ciudadana. Ese es nuestro eje, y en ese sentido, creemos que es fundamental un trabajo en conjunto, con las entidades municipales, donde los bienes nacionales adquieren una categoría bastante relevante en sus planeamientos comunales y sociales. Por lo mismo, estamos conectados con la labor que ha realizado el Ministerio a nivel nacional, y particularmente en la Seremía de Bienes Atacama, en base a un criterio de continuidad con lo realizado anteriormente, pero también, intensificando aquellas políticas que es necesario continuar y profundizar. Todo ello en un contexto de colaboración con las autoridades, con la Intendencia, con los Consejeros Regionales, y en general, con toda la sociedad civil de Atacama”, concluyó.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *