Actividad minera en fondos marinos: ¿Cuánto podría llegar a crecer para 2030?

Spread the love

La proyección revelada en el encuentro online “Perspectivas de la Minería Submarina”, se dio en medio de la presentación que profundiza lo que ha sido el proyecto europeo MINDeSEA , el cual considera los depósitos minerales en los fondos marinos en los mares europeos.

“En los últimos estudios económicos que se han realizado en los últimos años, se ha hecho una previsión que para el año 2030, 10% de la producción mundial de minerales, incluyendo metales como el cobre, el zinc o el cobalto, podría provenir de los depósitos de los fondos marinos”, sostuvo – en el webinar “Perspectivas de la Minería Submarina”-,  el investigador de la División de Geología Marina del Instituto Geológico y Minero de España (IGME), Javier González.

Agregó que “la actividad minera en los fondos marinos podría crecer de prácticamente nada, como es la situación actual, hasta unos 10 billones de euros para el año 2030”.

En vista y considerando, el potencial de minerales que existe en el fondo marino, donde –en varias ocasiones- la reserva marina promete ser mayor que la que se encuentra en fuentes terrestres, es que se realizan estudios en relación a la extracción de estas materias primas submarinas.

Potencial estimado en reserva de minerales 

En esta línea, el expositor español invitado a este encuentro organizado por la Cámara Minera de Chile, sostuvo que hay interés económico entre las diferencias de los depósitos minerales marinos y los depósitos minerales terrestres. Ejemplificó que “para el cobalto el 96% de las reservas conocidas se encuentran en los submarinos, o para el níquel el 84%, o el 79% para el manganeso”.

Comentó que, sin embargo, “elementos importantes para la economía chilena, como puede ser el cobre, están mucho más enriquecidos en depósitos minerales terrestres, un 64% respecto a un 35% que hay en fondos marinos”.

Asimismo, abordó en su presentación, la previsión del Banco Mundial sobre la demanda de minerales para el año 2050 en relación a las tecnologías energéticas.

Afirmó que “las necesidades del planeta para elementos como el litio, el cobalto, el grafito, entre otros, van a crecer exponencialmente, hasta valores del 500% en el caso del grafito o el litio. Entonces, debemos ver los minerales no sólo de las fuentes terrestres sino también de los fondos marinos, ya que podrían ser alternativas de abastecimiento complementarios”.

 

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *