Más de 200 pacientes beneficiados con proyecto que redujo listas de espera de hernias inguinales y umbilicales

Spread the love

El 100% de las personas inscritas en el proyecto de Desafío Levantemos Chile, el Servicio de Salud y Gobierno Regional de Atacama fueron operadas.

El Servicio de Salud y el Gobierno Regional de Atacama junto a Desafío Levantemos Chile y los hospitales de Copiapó y Vallenar se unieron para reducir listas de espera de cirugías de hernia inguinal y umbilical, logrando realizar 288 intervenciones quirúrgicas.

“Hemos finalizado una etapa importante, un trabajo en conjunto que desarrollamos con la fundación Desafío Levantemos Chile y el Gobierno Regional que permitió abordar a cerca de 300 personas que fueron operadas y que abarcó la lista de cirugía general, completando así el 100% de lo proyectado este 2021. Este proyecto vino en directo beneficio de aquellos usuarios que estaban esperando esta tan importante cirugía. Ha sido un gran esfuerzo por parte de los equipos quirúrgicos”,  dijo el director del Servicio de Salud de Atacama, Claudio Baeza.

En octubre de 2019, se dio inicio a este proyecto, donde Desafío Levantemos Chile se comprometió a apoyar al 100% de los pacientes que estuvieran en la lista de espera de la región.  Los beneficiados son principalmente personas de las comunas de Alto del Carmen, Caldera, Chañaral, Copiapó, Diego de Almagro, Freirina, Tierra Amarilla, Vallenar, entre otras.

La presidenta de la Comisión de Desarrollo Social, del Consejo Regional de Atacama, Rebeca Torrejón, señaló que “hemos quedado muy conformes por el trabajo realizado desde Desafío Levantemos Chile. Con los recursos aprobados por el CORE se logró materializar un sinnúmero de intervenciones quirúrgicas, beneficiando a pacientes de la región con problemas de rodillas y de hernias. Esperamos que esto pueda seguir desarrollándose y, para ello, vamos a estudiar la propuesta que se nos hizo sobre que dicha entidad busca trabajar más que en proyectos, en programas de largo aliento. Asimismo, analizaremos la solicitud expuesta sobre modificación de la Glosa 2.3 FNDR del Gobierno Regional”, precisó la autoridad.

El procedimiento consiste en extirpar o reintroducir hernias inguinales y umbilicales, quedando soportadas por puntos y mallas de contención. Esta patología genera limitaciones en realizar actividades básicas de la vida diaria, trabajar y/o realizar deporte por las molestias e intenso dolor que producen en movimientos usuales.

“Es muy importante operar las hernias porque tienen un grado o riesgo de complicación que no es menor. En algunos casos, se puede ver comprometido partes del intestino o del contenido intraabdominal, lo que hace que intervenir quirúrgicamente de urgencia tenga una mortalidad y morbilidad mucho mayor, que si comparamos con una cirugía programada donde los pacientes tienen menor riesgo y los resultados son mucho mejores a largo plazo”, explicó el anestesiólogo y jefe de pabellón del Hospital regional de Copiapó, doctor Francisco Arancibia.

“Estamos muy contentos de haber realizado este proyecto en la región de Atacama, ya que una de nuestras misiones es cambiar vidas, y poder acercar salud de calidad a todos. Esta iniciativa nació del trabajo en conjunto entre la fundación, el Servicio de Salud y el Gobierno Regional, mientras estábamos en la búsqueda de soluciones público-privadas. Así, analizamos las distintas listas de espera, el impacto de las patologías en la calidad de vida de las personas y los objetivos sanitarios del país”, explicó el director ejecutivo de Desafío Levantemos Chile, Nicolás Birrell.

El costo de la intervención es relativo, porque no todos los pacientes requieren la misma cantidad de insumos. Aun así, las intervenciones realizadas por el proyecto tienen un valor de al menos 40% menor al de Fonasa.

“Las hernias inguinales como umbilicales no tienen cobertura GES, por lo que para acceder al tratamiento las personas deben pagar de sus bolsillos la cirugía (existen algunas modalidades para disminuir el copago como el “pago asociado a diagnóstico” o PAD) y dado el costo, se les hace más difícil poder optar a la cirugía. Por lo mismo, esto significa una tremenda ayuda”, concluyó Birrell.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *