El 2021 se registraron 156 denuncias por delitos sexuales en Atacama

Spread the love

Durante el año 2021 se registraron 6.671 denuncias en la Policía de Investigaciones de Chile, a nivel nacional, por delitos de connotación sexual, siendo los ilícitos más denunciados: Abuso Sexual de menor de 14 años, Violación de mayor de 14 años y Violación de menor de 14 años, aumentando en 1.515 denuncias respecto del año 2020. En la Región de Atacama, se registraron 156 denuncias por diversos delitos sexuales durante el 2021, que fueron cursadas e investigadas por la Brigada de Delitos Sexuales Copiapó.

“Estas brigadas son las encargadas de investigar delitos que afecten la integridad sexual de las personas, entregando un servicio profesional e integral en las etapas de denuncia, investigación, judicialización y terapia reparatoria y están integradas por oficiales policiales que poseen las competencias propias para satisfacer los requerimientos de una sociedad en constante evolución, desarrollando acuciosas investigaciones en delitos como violación; abuso sexual; estupro; producción, distribución, adquisición y almacenamiento del material pornográfico y promoción o facilitación de la prostitución de niños, niñas y adolescentes (NNA). El grooming es uno de los últimos cambios que se incorporó como parte de este delito y tiene directa relación con el aumento del uso del internet y la exposición de los menores a equipos móviles como computadores o celulares” señaló el Jefe de la Región Policial de Atacama, prefecto inspector Hugo Haeger.

La recomendación que hace la Policía de Investigaciones, para evitar la posibilidad de abusos en menores de 14 años, es que los padres, profesores, amigos y quienes rodean a la víctima, estén siempre alerta y monitoreando constantemente las conductas emocionales de los NNA. Según cifras de la PDI, es posible analizar que el 86% de las víctimas de estos delitos son niñas, quienes estadísticamente son vulneradas por personas que pertenecen a su entorno cercano, como familiares y amigos.

Producto de la pandemia, los niños, niñas y adolescentes se han visto más expuestos a estos delitos, reflejándose en una gran cantidad de denuncias cursadas. Otro de los efectos del confinamiento ha sido el aumento en el uso de internet, equipos móviles y redes sociales, el grooming es un tipo de abuso que ha proliferado y por ello el llamado al monitoreo de los menores es esencial a la hora de prevenir.

“Somos una policía que se adapta a todos los escenarios que se presentan, buscamos evitar estos y otros delitos, estamos al servicio de la comunidad, por ello, nuestro llamado es estar alerta y denunciar” finalizó el Jefe Policial.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *